Criminal contra don Romualdo Antonio Esponda

28 04 2009

El ciudadano Bernardo de Vera Juez de alta policía dijo: que habiéndose sorprendido a Don Antonio Esponda por el denuncio de estar bordando unas banderas reales distintivo bajo el cual nos atacan los Cisneros en Chile, y que envuelve el indicio de una conjuración contra la Patria para indagar este crimen, los delincuentes, y su resultado mandó levantar este auto, que sirva de cabeza de proceso. Firmó Santiago De Chile Septiembre veintisiete de mil ochocientos catorce

Don Bernardo de Vera

José Ignacio Zenteno

Excelentísimo gobierno

Leer el resto de esta entrada »





Imagen: Vendedores de la calle, II

24 04 2009

Vendedores de la calle, II

Vendedores de la calle, imagen de F. Lehnert tomada de la imagen de Claudio Gay aparecida en Album d’un voyage dans la Republique du Chili. En esta imagen, a pesar de ser elaborada unas décadas después de la Patria Vieja, retrata a personajes típicos de la primera mitad del siglo XIX, como un aguatero, un yerbatero, un panadero, y un sandillero, respectivamente de izquierda a derecha.





Mariano Osorio

21 04 2009

Nació en Sevilla en 1777 y desde muy joven inició su carrera militar en la rama de artillería. Combatió de manera notable durante la invasión napoleónica a España en 1808. Posterior a aquello, en 1812, fue trasladado a Lima como Comandante General de Artillería y profesor de matemáticas de la Escuela Militar. Mariano Osorio

Cuando el Virrey del Perú José Fernando de Abascal y Sousa desconoció el Tratado de Lircay, puso a Osorio al mando de la fuerza expedicionaria que reconquistaría Chile para el Rey de España. Así el Brigadier Osorio y sus tropas desembarcaron en Talcahuano, desde donde avanzarían hacia el norte reconquistando los territorios de Chile para la Corona Española. El último enfrentamiento se produjo el 1º y 2 de Octubre de 1814, en la famosa Batalla de Rancagua, donde Osorio y las huestes hispanas derrotaron a las tropas patriotas del general Bernardo O’Higgins. De esta manera Osorio entró triunfante a Santiago de Chile.

Luego de la Batalla de Rancagua, Mariano Osorio asume la Gobernación de Chile. El gobernador reinstaura el antiguo régimen y todas sus instituciones. De igual forma disuelve todo lo instaurado por los "patriotas" durante el periodo de la Patria Vieja. Osorio, a pesar de haber ordenado la deportación de una centena de notables patriotas al Archipiélago de Juan Fernández, intentó llevar a cabo conscientemente un gobierno de reconciliación entre los bandos enfrentados (patriotas y realistas); por eso ordenó el tribunal encargado de enjuiciar a posibles antiguos patriotas, con vecinos benevolentes que perdonaron en reiteradas ocasiones. Destacó también por una de sus más distintivas características: un humor socarrón que contribuyó a distencionar el ambiente de la época, plagado de violencias; en este sentido, muy citada es una de su sentencias, redactada frente a una petición de un acomodado residente de Santiago, llamado Juan Luco y Aragón, que pedía que no le cobraran impuestos en por que había sido liberado de ellos con anterioridad; Osorio respondió al pie de la petición: "Como Luco y Aragón, libre de Contribución-Como vecino y pudiente, pagará al día siguiente". Pero al parecer, no controlaba por completo la situación de la gobernación. El Regimiento Talaveras de la Reina, a cargo del infame capitán Vicente San Bruno, reprimía con violencia a muchos patriotas, lo cual no haría otra cosa que contribuir a oscurecer la fama del gobierno español y producir el traspaso a la causa nacionalista del grupo más moderado, que sería determinante en el futuro.

Leer el resto de esta entrada »





Las desavenencias entre Santiago y Concepción según José Miguel Carrera

17 04 2009

A principios de enero, cuando aún no se sabía en Concepción la noticia de la deposición del Congreso, se inter­ceptaron pliegos de aquella Junta para el Congreso y sus diputados, mandándoles hacer protestas contra los acontecimientos de noviembre, ofreciendo las fuerzas de la provincia para sostener el Congreso, y man­dando a los de Concepción que se retirasen. Ya Martínez de Rozas disponía en pie el ejército y hablaba con mucha energía.

De resultas de esto mandé a O’Higgins a Concepción, para hacer a [Martínez de] Rozas proposiciones amistosas y para asegurarle de mis buenos sentimientos hacia mi patria. No muchos días después mandé a mi padre, don Ignacio de Carrera, con doscientos veteranos a tomar posesión de Talca para evitar las intrigas de Con­cepción.Ex-Catedral de Concepción

Solo en el Gobierno trabajaba con una actividad extremada, particularmente en la organización de la fuerza militar. La inspección de caballería recibía una buena organización; el batallón de Granaderos se elevó a la respetable fuerza de 1.200 hombres; se reformó el cuerpo de 300 Dragones por inútiles y se le­vantó el de Guardia Nacional de 500 plazas; la artillería se aumentó a 400. Se quitó a los frailes de San Diego el convento y se levantó en él un famoso cuartel de caballería; se hicieron 10.000 lanzas y 1.500 tiendas de campaña, vestuarios, monturas para todos los cuerpos, municiones de todas clases y, por último, cuanto se necesitaba para la defensa de un país, que hasta entonces estaba enteramente expuesto a ser presa de cualquier enemigo por falta de artículos de guerra y de organización en sus fuerzas. El pueblo no fue oprimido con contribuciones, sólo se aumentaron los derechos en algunos ramos y con esto se veía atender a unos gastos de tanto bulto.

Don José Santiago Portales y don Nicolás Cerda ocuparon las dos vacantes del Gobierno; don Juan José Aldunate renunció a una.

Concepción seguía su apresto militar, los diputados del Congreso tuvieron licencia para regresar a su provincia y acabaron de alarmar los ánimos pintando a la capital capaz de recibir la ley de las tropas de Concepción: no reflexionaban aquellos ignorantes lo que puede un trabajo constante.

Leer el resto de esta entrada »





Tomás de Figueroa Caravaca

13 04 2009

Nació en Estepona, España, en 1747. Sus padres fueron Gonzalo de Figueroa y María Caravaca y Ollán. Tras cursar sus primeros estudios, se incorporó al ejército, llegando a ser miembro de la Guardia de Corps del Rey Carlos III en 1765, cuando contaba con 18 años de edad.

Tomás de Figueroa
Trasladado a Chile, desarrolló una accidentada carrera militar. 

Se asegura que tenía un carácter arrebatado y porfiado, acompañado de un hondo sentido del honor, tanto del propio como del ajeno. Debido a un delito menor que cometió en España, fue condenado al destierro en Valdivia. Allí se encontraba en 1775 como simple soldado raso, lo que hace suponer que, además, fue degradado.

En 1811 dirigió un movimiento contrario a la Junta de Gobierno, conocido como "El Motín de Figueroa". Fue capturado, enjuiciado y fusilado.

Casado con Rosa Polo, tuvo por hijos a Manuel Antonio y Gonzalo. El primero de ellos fue un próspero comerciante.

Leer el resto de esta entrada »





Proceso seguido contra don Tomás de Figueroa, con motivo del motín del 1º de abril de 1811

10 04 2009

Auto Cabeza de Proceso

Por cuanto conviene da la causa pública y seguridad del Gobierno averiguar quienes hayan sido los autores causantes del tumulto causado el día de hoy, en que hizo cabeza el comandante don Tomás Figueroa, con quien hubiese liga o confederación y cuanto conduzca al esclarecimiento de tan gravísimo delito, para aplicar las más severas penas a los que resulten culpados, mandó S. S. levantar este auto cabeza de proceso, a cuyo tenor sean examinados los testigos sabedores del hecho, y lo firmó conmigo en esta ciudad de Santiago de Chile en 1º de Abril de 1811 –Juan Enrique Rosales.Dr. Marín, secretario.

Declaración de doña Concepción Chena

Incontinente, para la averiguación sumaria del delito relacionado, hizo S. S. comparecer a su presencia a doña Concepción Chena, de quien recibió juramento, que hizo por Dios Nuestro Señor y una señal de cruz, so cargo del cual prometió decir verdad de lo que supiere y le fuere preguntado; y siendo que diga dónde ha visto tratar estos días a don Tomás Figueroa, con quién y a qué horas, dijo: que ahora pocos días, en esta semana pasada, notó que don Tomás Figueroa estuvo en la esquina de la casa del señor coronel don Manuel Olaguer Feliú, tratando largo rato los dos solos, y que luego siguieron juntos por la calle. Que continuamente, Motín de Figueroacon ocasión de ser vecina del señor coronel, ve entrar y salir de su casa al citado Figueroa, y que la noche del día de ayer hubieron algunos que entraban y salían de dicha casa, según lo oyó a los alquiladores de los cuartos de la calle. Que la susodicha no lo vio porque estuvo dentro de su casa, y que nada más sabe en el particular que lo dicho, en que se afirma y ratifica bajo de juramento. Dice que es mayor de 25 años, y no firmó porque que dijo no saber; y lo firmó S. S. conmigo, de que doy fe -(Hay dos rúbricas).-Dr. Marín, secretario.

Declaración de don Antonio Guzmán

Incontinente, para el mismo objeto, hizo comparecer a su presencia a don Antonio Guzmán, portero del Tribunal de la Real Audiencia, a quien recibido juramento, que hizo por Dios Nuestro Señor y una señal de cruz, so cargo del cual prometió decir verdad de lo que supiere y le fuere preguntado, y siéndolo que si se halló presente cuando entró el comandante don Tomás Figueroa a dicho Tribunal y cual fue la conversación que allí tuvo, dijo: que habiendo entrado al Tribunal, después de solicitar permiso para ello, dijo a los señores que el pueblo quería se restituyese al antiguo Gobierno y que para ello traía su tropa, y supuesto que la Audiencia representaba y hacía el nombre del Soberano, le diese sus órdenes para proceder en defensa de la Religión y del Rey. Preguntado cual fue la resolución o respuesta del Tribunal, dijo: que había dicho que era preciso oficiar a la Junta y al Cabildo para ver lo que se determinaba. Que entonces Figueroa exigió porque se le diese alguna orden, y que la Audiencia le respondió que no podía hasta ver aquella resolución que se acordase, y saliéndose volvió a entrar a suplicar al Tribunal que si no lo llamarían cuando viniese la Junta, y se le dijo que se acordaría. Preguntósele si se le había dado por la Audiencia alguna orden por escrito, dijo que no, y si lo había presenciado todo, dijo que si y que esto era la verdad y cuanto hubo, so cargo del juramento, en que se afirmó y ratificó. Leída su declaración, la firmó con su S. S., de que doy fe. Antes de firmar agregó que la Audiencia le había suplicado que no hubiese novedad ni efusión alguna de sangre, y firmó.—Juan Enrique Rosales. -Pérez. -Antonio Basilio Guzmán. –Dr. Marín, secretario.

Leer el resto de esta entrada »





Mural: El sitio de Rancagua

6 04 2009

El sitio de Rancagua - Natalia Babarovic y Voluspa Jarpa

El Sitio de Rancagua, obra elaborada por Natalia Babarovic y Voluspa Jarpa en 1994. Posteriormente instalada en un muro de la Estación de Ferrocarriles de Rancagua.