Ramón Picarte

6 07 2009

Ramón Picarte fue un militar chileno, prócer de la independencia. Nació en Santiago en 1777, hijo de don José Picarte y doña Bartolina.

Para 1800, ya se le reporta como soldado artillero. Su osadía fue fundamental en el golpe de Estado del 4 de septiembre de 1811, para la toma del Cuartel de Artillería, operación clave para contar con armas y municiones y entonces realizar el golpe de Estado. En 1812 toma partido por Carrera y ascendido a alférez.

Tras una brillante actuación en el intento de reconquista de Talca el año 1814, cae prisionero. Una vez liberado, escapa a Mendoza después del Desastre de Rancagua. Durante la reconquista, el gobernador de Chile, general Mariano Osorio, comenzó a inquietarse con las actividades de los patriotas en Mendoza. Logró introducir espías entre ellos, pero fueron descubiertos y, aprovechando sus nombres, los patriotas comenzaron a enviar informaciones engañosas. Incluso, decidieron hacer lo propio, enviar espías a Chile para boicotear al régimen español y reunir informaciones para la resistencia. Cuatro oficiales chilenos fueron los adelantados, Aldunate, de la Fuente, Diego Guzmán y Ramón Picarte. Lucha en Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú, tras escaparse de un nuevo cautiverio.

Lee el resto de esta entrada »





Antonio Pareja

5 05 2009

Antonio Pareja nació el año 1757 en la ciudad española de Cabra, Córdoba, y dedicado a la marina desde niño, sentó plaza de Guardia marina en 1771 y navegó en varias escuadras y asistió a variadas acciones, distinguiéndose en la toma de las islas San Pedro y San Antíoco. Desde febrero de 1778 hasta mayo de 1782 mandó una fragata y un navío particular además de un bergantín.image

Más adelante mandó la fragata Perla y se encontró en el combate naval de San Vicente el 14 de febrero de 1797; ya en 1782 se había batido con la escuadra inglesa; y en Melilla, en varias ocasiones efectuó el desembarco de artillería, municiones y víveres, sufriendo un horroroso fuego.

En la rada de Argel la galeota de su mando hizo fuego por ocho horas a los moros. En 1803 mandó el navío San Agustín y en febrero de 1805 obtuvo el del Príncipe de Asturias y salió con la escuadra combinada de Francia y España a las órdenes del vicealmirante Villeneuve y del teniente general Federico Gravina, para Cádiz, donde se le dio el mando del navío Argonauta, y con él salió el 20 de octubre siguiente con la escala combinada a las órdenes de los mencionados generales, y se halló en el combate que sostuvo contra la inglesa del almirante Nelson en el Cabo Trafalgar. El Argonauta sufrió inmensas averías y se fue a pique al segundo día de la acción, que le ocasionó numerosos muertos y heridos, entre ellos su comandante.

Lee el resto de esta entrada »





Manuel Barañao

1 05 2009

Eraldon Manuel Barañao, nació en Buenos Aires, Argentina, en 1790. Llegó a Chile en 1809, trayendo comunicaciones revolucionarias a Martínez de Rozas y para dedicarse al comercio; posteriormente, cambió de ideas y se incorporó al Ejército Realista de Antonio Pareja cuando éste ocupó la ciudad de Concepción. Fue coronel de los Húsares del Rey en las campañas de la reconquista de Chile, durante el gobierno de Mariano Osorio. Era reputado por los españoles como una de las primeras espadas de su ejército.

En el batalla de Rancagua, el Escuadrón de Húsares de la tercera división, de 150 hombres, estuvo a su cargo.

Sirvió en las filas Realistas hasta 1817, año en que ocurrió la batalla de Chacabuco, donde triunfó el Ejército patriota.

Lee el resto de esta entrada »





Mariano Osorio

21 04 2009

Nació en Sevilla en 1777 y desde muy joven inició su carrera militar en la rama de artillería. Combatió de manera notable durante la invasión napoleónica a España en 1808. Posterior a aquello, en 1812, fue trasladado a Lima como Comandante General de Artillería y profesor de matemáticas de la Escuela Militar. Mariano Osorio

Cuando el Virrey del Perú José Fernando de Abascal y Sousa desconoció el Tratado de Lircay, puso a Osorio al mando de la fuerza expedicionaria que reconquistaría Chile para el Rey de España. Así el Brigadier Osorio y sus tropas desembarcaron en Talcahuano, desde donde avanzarían hacia el norte reconquistando los territorios de Chile para la Corona Española. El último enfrentamiento se produjo el 1º y 2 de Octubre de 1814, en la famosa Batalla de Rancagua, donde Osorio y las huestes hispanas derrotaron a las tropas patriotas del general Bernardo O’Higgins. De esta manera Osorio entró triunfante a Santiago de Chile.

Luego de la Batalla de Rancagua, Mariano Osorio asume la Gobernación de Chile. El gobernador reinstaura el antiguo régimen y todas sus instituciones. De igual forma disuelve todo lo instaurado por los "patriotas" durante el periodo de la Patria Vieja. Osorio, a pesar de haber ordenado la deportación de una centena de notables patriotas al Archipiélago de Juan Fernández, intentó llevar a cabo conscientemente un gobierno de reconciliación entre los bandos enfrentados (patriotas y realistas); por eso ordenó el tribunal encargado de enjuiciar a posibles antiguos patriotas, con vecinos benevolentes que perdonaron en reiteradas ocasiones. Destacó también por una de sus más distintivas características: un humor socarrón que contribuyó a distencionar el ambiente de la época, plagado de violencias; en este sentido, muy citada es una de su sentencias, redactada frente a una petición de un acomodado residente de Santiago, llamado Juan Luco y Aragón, que pedía que no le cobraran impuestos en por que había sido liberado de ellos con anterioridad; Osorio respondió al pie de la petición: "Como Luco y Aragón, libre de Contribución-Como vecino y pudiente, pagará al día siguiente". Pero al parecer, no controlaba por completo la situación de la gobernación. El Regimiento Talaveras de la Reina, a cargo del infame capitán Vicente San Bruno, reprimía con violencia a muchos patriotas, lo cual no haría otra cosa que contribuir a oscurecer la fama del gobierno español y producir el traspaso a la causa nacionalista del grupo más moderado, que sería determinante en el futuro.

Lee el resto de esta entrada »





Tomás de Figueroa Caravaca

13 04 2009

Nació en Estepona, España, en 1747. Sus padres fueron Gonzalo de Figueroa y María Caravaca y Ollán. Tras cursar sus primeros estudios, se incorporó al ejército, llegando a ser miembro de la Guardia de Corps del Rey Carlos III en 1765, cuando contaba con 18 años de edad.

Tomás de Figueroa
Trasladado a Chile, desarrolló una accidentada carrera militar. 

Se asegura que tenía un carácter arrebatado y porfiado, acompañado de un hondo sentido del honor, tanto del propio como del ajeno. Debido a un delito menor que cometió en España, fue condenado al destierro en Valdivia. Allí se encontraba en 1775 como simple soldado raso, lo que hace suponer que, además, fue degradado.

En 1811 dirigió un movimiento contrario a la Junta de Gobierno, conocido como "El Motín de Figueroa". Fue capturado, enjuiciado y fusilado.

Casado con Rosa Polo, tuvo por hijos a Manuel Antonio y Gonzalo. El primero de ellos fue un próspero comerciante.

Lee el resto de esta entrada »





José Miguel Carrera

13 03 2009

José Miguel Carrera, vinculado a tradicionales familias criollas, nació en Santiago el 15 de octubre de 1785. Tuvo una hermana y dos hermanos –doña Javiera, Juan José y Luis- que mientras pudieron le acompañaron en esa su ajetreada vida, que concluyó bajo las balas de un pelotón de fusilamiento en Mendoza (República Argentina) el 4 de septiembre de 1821. Sus dos hermanos le habían precedido en el cadalso, ejecutados en esa misma ciudad el 8 de abril de 1818. La hermana, amarga y trágica sobreviviente, llegó a los ochenta años de edad, falleciendo en Santiago en 1862.

José Miguel Carrera En la historia de Chile es el principal gobernante del período que se conoce como la Patria Vieja: ese intervalo de orientación independentista iniciado con el establecimiento de la Primera Junta de Gobierno -18 de septiembre de 1810- y cerrado con el desastre de Rancagua –1º y 2 de octubre de 1814- que marca la restauración de las autoridades españolas y la Reconquista.

Carrera había llegado a Chile, en viaje desde España, en julio de 1811, y muy pronto empezó a figurar entre las más destacadas personalidades de la capital. Se convirtió en miembro de una Junta de Gobierno el 16 de noviembre del mismo año, y en breve, en dueño del poder, imponiéndose sobre Juan Martínez de Rozas, otro importante personaje de esos tiempos.

Carrera no logró gobernar un período prolongado; no obstante, para mencionar tan sólo sus logros más significativos, bajo su conducción política apareció el primer periódico chileno, se creó la primera bandera nacional y el primer escudo, poniéndose además en vigencia un Reglamento Constitucional. En materia internacional, se iniciaron entonces las relaciones oficiales de la joven República de los Estados Unidos, las cuales pueden personalizarse en el Cónsul Joel R. Poinsett.

Lee el resto de esta entrada »





Luis Carrera

6 03 2009

Luis Florentino Juan Manuel Silvestre de los Dolores Carrera Verdugo nació en Santiago, en 1791 teniendo como padres a Ignacio de la Carrera y Cuevas y Francisca de Paula Verdugo Fernández de Valdivieso y Herrera. Fue el menor de los Hermanos Carrera, y al igual que sus hermanos, realizó sus primeros estudios en el Convictorio Carolino.

Luis Carrera Durante los gobiernos de su hermano José Miguel alcanzó el grado coronel de artillería, y con ese rango combatió, a partir de 1813, en diversas acciones bélicas contra los realistas. Se le ha supuesto, de entre sus hermanos, como el poseedor de mayores condiciones militares.

Fue hecho prisionero por los realistas junto a José Miguel y conducido a Chillán. Después ambos fueron excluidos expresamente por los jefes patriotas del canje de prisioneros de guerra acordado en el Tratado de Lircay. Pese a esto, los realistas facilitaron la fuga de ambos hermanos con la esperanza de crear divisiones entre los independentistas.

En 1814, durante la lucha interna del bando patriota, Luis venció a Bernardo O’Higgins en el Combate de Las Tres Acequias.

En el Desastre de Rancagua dirigió la Tercera División del ejército patriota. Su desempeño en dicho comando forma parte de una amarga e irresuelta polémica, pues O’Higgins lo responsabilizó de la derrota por no empeñar combate con más energía, mientras que los carrerinos defendieron a Luis culpando a O’Higgins por haberse dejado cercar en una posición indefendible.

Lee el resto de esta entrada »