Las Guerras de Independencia

12 02 2009

Muy pronto, el incipiente Estado chileno se vio puesto a prueba. El virrey del Perú, José Fernando Abascal, no podía seguir tolerando la evidente subversión de Chile. A comienzos de 1813, envió una pequeña fuerza operante bajo el mando del general de Brigada Antonio Pareja a Chiloé y Valdivia, cuyas guarniciones seguían siendo fieles a España. En cuestión de semanas, Pareja había reclutado un ejército de 2.000 hombres y ganado el control de gran parte de la provincia de Concepción. Comenzaron así una serie de guerras en las que, en gran medida, peleaban chilenos contra chilenos; sólo después, las fuerzas regulares españolas entraron a jugar un papel real. Hasta entonces la estrategia del virrey se centraba en el sur –fiel al rey- como base de sus operaciones.

Al enterarse de la invasión de Pareja, Carrera dejó el gobierno en manos de una nueva Junta y se dirigió inmediatamente hacia el sur, a Talca, para reunir a las fuerzas patriotas. La campaña inicial dejó en evidencia la desorganización tanto de los patriotas como de los realistas. El éxito de estos últimos en Yerbas Buenas (abril de 1813), la primera acción que superó una mera escaramuza, fue seguido por la intrascendente batalla de San Carlos. Mortalmente enfermo de neumonía, Pareja decidió concentrar sus fuerzas en Chillán y´pasar allí el invierno. Los patriotas sitiaron la ciudad, pero no lograron vencer al enemigo. La guerra pronto se estancó.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Carrera asume nuevamente el poder. Fin de la Patria Vieja

30 01 2009

El período que se inició tras las firma del tratado de Lircay se caracterizó por una abierta pugna entre los patriotas. Mientras desde el gobierno de Santiago se veía con gran preocupación el retorno de los hermanos Carrera a esa ciudad, y por ese motivo se les perseguía, éstos dieron, en julio, un golpe militar, que los instaló nuevamente en el poder. El director supremo Francisco de la Lastra fue reemplazado por una Junta de Gobierno compuesta por tres miembros y encabezada por José Miguel Carrera.

Sin embargo, el nuevo gobierno no fue reconocido por O’Higgins, quien marchó desde Talca a Santiago con el objetivo de derrocar a Carrera. Tras ser detenido su avance en el río Maipo, O’Higgins comenzó a preparar una nueva incursión.

Paralelamente, la situación se complicó  aún más al saberse que el virrey del Perú había desconocido el tratado de Lircay y enviado un nuevo contingente militar a Chile, encabezado por el general Mariano Osorio. Éste, tras desembarcar en Talcahuano, exigió la inmediata rendición de las fuerzas patriotas.

Lee el resto de esta entrada »





El diputado O’Higgins

22 01 2009

Ocurrieron luego en Santiago -y sus ecos llegaron al Biobío- hechos cruciales. Murió el gobernador Luis de Guzmán, sucediéndolo el brigadier Francisco Antonio García Carrasco (1808). Renunció Carrasco tras diversos conflictos, especialmente con el cabildo capitalino. Fue sustituído por Mateo de Toro, conde de la Conquista, y éste por una Junta de Gobierno que él mismo presidía (1810). Vocal del organismo: Martínez de Rozas. La Junta declaró ser fiel al Trono y a su titular prisionero, Fernando VII, pero los monárquicos la calificaban de paso disimulado hacia la independencia. Convocó un “congreso de diputados”… el Primer Congreso Nacional. Lee el resto de esta entrada »





Preparativos para el inicio de la Guerra de la Independencia

30 11 2008

O’Higgins se hallaba en los Angeles cuando supo, por la circular del intendente, el desembarco de una expedición contra Chile, y sin pararse en más consideraciones que la de cumplir con su deber, mandó formar los regimientos nº 1 y 2 de lanceros de la frontera, compuestos de mil hombres. Con ellos voló al socorro de Concepción pasando por Yumbel para que se incorporase el rejimiento de Rere, mandado por Fernando Urizar. Habiendo llegado al salto de la Laja, recibió el tratado de Concepción y la orden de despedir sus tropas a sus respectivos cuarteles, como lo ejecutó inmediatamente después de haberlas arengado; pero no queriendo someterse al antiguo gobierno, se dirigió hacia Santiago con los hermanos Soto y cuatro criados. Al pasar por Linares, supo que los ochenta dragones de Carbajal se hallaban en las cercanías y tuvo que viajar con mas precaución haciendo un gran rodeo para ir a pasar el Maule por el lado de las Cordilleras, de suerte que no pudo llegar hasta el 4 a Talca, en donde el día siguiente estaba ya reunido con Miguel Carrera. Lee el resto de esta entrada »





El Tratado de Lircay

23 11 2008

Convenio celebrado entre los jenerales de los ejércitos titulados Nacional i el del Gobierno de Chile

Primero.- Se ofrece Chile a remitir diputados con plenos poderes e instrucciones, usando de los derechos imprescriptibles que le competen como parte integrante de la monarquía española, para sancionar en las Cortes la Constitucion que éstas han formado, después que las mismas Cortes oigan sus representaciones; i se compromete a obedecer lo que entonces se determinase, reconociendo como ha reconocido por su monarca al Sr. D. Fernando VII i la autoridad de la Rejencia, por quien se aprobó la Junta de Chile; manteniéndose entre tanto el Gobierno interior con todo su poder i facultades, el libre comercio con las naciones aliadas i neutrales, i especialmente con la Gran Bretaña, a la que debe la España, después del favor de Dios i su valor i constancia, su existencia política.

Lee el resto de esta entrada »