Ramón Picarte

6 07 2009

Ramón Picarte fue un militar chileno, prócer de la independencia. Nació en Santiago en 1777, hijo de don José Picarte y doña Bartolina.

Para 1800, ya se le reporta como soldado artillero. Su osadía fue fundamental en el golpe de Estado del 4 de septiembre de 1811, para la toma del Cuartel de Artillería, operación clave para contar con armas y municiones y entonces realizar el golpe de Estado. En 1812 toma partido por Carrera y ascendido a alférez.

Tras una brillante actuación en el intento de reconquista de Talca el año 1814, cae prisionero. Una vez liberado, escapa a Mendoza después del Desastre de Rancagua. Durante la reconquista, el gobernador de Chile, general Mariano Osorio, comenzó a inquietarse con las actividades de los patriotas en Mendoza. Logró introducir espías entre ellos, pero fueron descubiertos y, aprovechando sus nombres, los patriotas comenzaron a enviar informaciones engañosas. Incluso, decidieron hacer lo propio, enviar espías a Chile para boicotear al régimen español y reunir informaciones para la resistencia. Cuatro oficiales chilenos fueron los adelantados, Aldunate, de la Fuente, Diego Guzmán y Ramón Picarte. Lucha en Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú, tras escaparse de un nuevo cautiverio.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Joaquín Larraín Salas

15 06 2009

Fray Joaquín Larraín y Salas nació en Santiago el año 1754, hijo de Martín José de Larraín y Vicuña y María Antonia de Salas.

Descendiente de la rama llamada Otomana de la familia Larraín (los Larraín Salas), fue un fraile mercedario que alcanzó el rango de provincial de la orden entre los Joaquín Larraín Salasaños 1791-1794 y 1800-1803, pero después cambió con autorización de la Santa Sede en 1811, fecha en que secularizó.

Asistió a la Primera Junta de Gobierno y en 1811 fue el líder de su familia, quienes estaban dentro del grupo de los patriotas más acérrimos. Es por ello que fue uno de los mayores instigadores de la revolución del 4 de septiembre de 1811, cuando José Miguel Carrera exigió y obtuvo la reducción de los diputados por Santiago, al número de 7, y entró fray Joaquín al Congreso junto al licenciado Carlos Correa de Saa en reemplazo de los congresistas retirados por Carrera

El 5 de septiembre de 1811, Concepción revocó los poderes a todos sus diputados, y en su reemplazo acreditó a fray Antonio Orihuela (que juró su cargo el día 24), a Francisco de la Lastra y al presbítero Joaquín Larraín, quien el día anterior había sido instalado por Carrera. También fue diputado suplente por Itata. Lee el resto de esta entrada »





Peticiones del pueblo al Congreso Nacional en septiembre de 1811

25 11 2008

El pueblo protesta sus consideraciones hacia el Congreso y pide lo siguiente:

Saldrán fuera de la Sala a la Secretaría: don Juan Antonio Ovalle, don Domingo Díaz Muñoz, don José Santiago Portales, don Juan José de Goycolea, el Padre Chaparro, don Gabriel Tocornal, don José Miguel Infante, Quinta Alegre y don Manuel Fernández. Luego que salgan, se pide su remoción, y que entretanto se retengan en dicha pieza.

Es la voluntad del pueblo reducir a seis sus diputados, con tal que se rebajen también los de algunas provincias, quedando en dos los de Concepción, y en uno todas las demás.

Para subrogar los dos que faltan, nombra a don Joaquín Larraín y a don Carlos Correa. Lee el resto de esta entrada »





El Golpe del 4 de septiembre a los ojos de un realista

20 11 2008

articles-60503_imagen_0Como a las 6 de la mañana fueron entrando de uno en uno los soldados del Batallón de Granaderos a la casa del padre de don Juan José Carrera, hasta el número de 70 con los respectivos oficiales. A la tropa les hizo preparar un excelente almuerzo y bebida a satisfacción, haciéndoles presente el triunfo y galardón que iban a reportar de sus enemigos. Dicho Carreras, como Sargento Mayor, que se había hecho amable a su Cuerpo por muchas condescendencias y rasgos de generosidad, les había persuadido que los 300 hombres del Regimiento del Rey acuartelados en el Palacio del Ilustrísimo Obispo, trataban de invadirlos y sacrificarlos, auxiliando los fuegos de la Artillería y que por lo mismo se debían empeñar en aquella mañana a tomarles por asalto, como único medio para libertar sus vidas.

Lee el resto de esta entrada »